viernes, 22 de septiembre de 2017

Los que no podemos hacer nada
no podemos hacer nada.
Tampoco me lo tomo enserio, el general aglutinador

Le deje un mensaje en su puerta
lo leyó y huyó
como alma que arremolina diablos

Solo yo sé lo que las puertas y ventanas son para nosotros
solo yo

Ahora me dedico a nada y mas nada
de estar sentado te puede doler la espalda
como de cargar cemento

jugué con él al billar
y ninguno gano.
Publicar un comentario