jueves, 26 de noviembre de 2015

con la ansiedad que nunca tuve cercándome
se acabaron los sueños
Mongolia amsterdam
ya puedo dormir
ya no voy a ninguna parte
Le espero sin contar los días
sometiéndome lenta muerte de cuando lo vea
y me humille
o me calle
o se ría
o se sonría
ya no sueño tampoco
ya no vale
hacerlo
ni deshacerlo
lo haré cuando muera
Publicar un comentario