miércoles, 25 de noviembre de 2015

Aquel inválido se esforzaba el triple que yo en todo
y no era inválido del todo
no me gusta esa palabra
diremos que estaba jodido
yo también estoy jodida
hasta tu
él no
él existe
con nombre y apellidos
de la tierra
como el buen vino
en esencia
pero es él
una persona.
Perdí unos pantalones en un hotel
en la montaña
eran a rayas azules
ni me los puse
casi me caigo por un abismo en ese viaje
pero me salve
todo culpa del sexo oral
la conducción
y el alcohol que me ex-metía.
lo viste.
Publicar un comentario