miércoles, 7 de octubre de 2015

Una noticia buena
no las hay
y no se si tendría fuerza para oírla
no me alegran las sandeces
y sigo tosiendo
he esperado tanto a curarme
que estos baches me destronan
y el tu nunca estarás curada
que retruena en mi cabeza
los síndromes que vienen a enfocarse en mi
putos y bastardos
como tu.
Publicar un comentario