miércoles, 14 de octubre de 2015

Todos los que se autoproclaman buenas personas son putos diablos.
Odio a las buenas personas.
Publicar un comentario