domingo, 27 de septiembre de 2015

filofobia

ya no hay nadie escribiendo conmigo. he rezado en mañanas turbias en cada ola cada vez que entré al mar así que recé mares me he protegido de todo hasta que no me quedo ningún miedo he amado hasta la extenuación y no he podido dejar de hacerlo nunca en dirección correcta Así que seguiré rezándole los mares y las tierras estudiando los caminos que el piso antes que yo bailándole el agua
Publicar un comentario