sábado, 25 de abril de 2015

Ya toque fondo. Fue hace cuatro años. Él me siguió lo vio yo creí verle... No se si se puede sufrir más, pero yo ya nunca me cure.
Publicar un comentario