domingo, 17 de agosto de 2014

El sádico

No ignoro ser el juguete de plástico de un demente cualquiera Ignoro mis horas despierta lo que costo mi mudez el nudo cerrado de nuestra cuerda.
Publicar un comentario