martes, 24 de junio de 2014

No va a haber nada que me consuele en días que empiezan con risas entrecortadas. El sueño atenazándome y no pude verle. solo que hablaba y hablaba. En el no egoísmo era lo que yo no merecía. Traumada.
Publicar un comentario