lunes, 2 de diciembre de 2013

he vendido la vena por una mentira y no paro de soñar con gatos. el cree que en el fondo quiero ser como los demás no sabe lo lejos que estoy. Me han vendido y no estoy de regalo.
Publicar un comentario