miércoles, 18 de diciembre de 2013

Huyendo de la Antártica mas profunda donde se hundían los barcos Esperando poder colocarme que esta mierda me haga algo, Recibo llamadas de consuelo
Publicar un comentario