domingo, 11 de septiembre de 2011

No escucho

No escucho, tampoco
decrece el amor entre un tercio y un cuarto, suficiente
intento hacer el silencio.
no debería importar
el amor y las cárceles
no debería importar nada.
Hice un futuro gris y no lo parlamente
testigos, las pocas veces que grito
menudo triunvirato.
yo no puedo salvarme.
ni en las pequeñas cosas cotidianas
que el me escondió
Publicar un comentario