domingo, 11 de septiembre de 2011

No escucho

No escucho, tampoco
decrece el amor entre un tercio y un cuarto, suficiente
intento hacer el silencio.
no debería importar
el amor y las cárceles
no debería importar nada.
Hice un futuro gris y no lo parlamente
testigos, las pocas veces que grito
menudo triunvirato.
yo no puedo salvarme.
ni en las pequeñas cosas cotidianas
que el me escondió

Salmo 23

Salmo de David



Copiado de La Santa Biblia

Antiguo Testamento



El Señor es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará yacer:

Junto a aguas de reposo me pastoreará.



Confortará mi alma;

Guiaráme por sendas de justicia por amor de su nombre.



Aunque ande en valle de sombra de muerte,

No temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo:

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.



Aderezarás mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores:

Ungiste mi cabeza con aceite: mi copa está rebosando.



Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida:

Y en la casa del Señor viviré para siempre.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Prueba    a hablarles          yo así no puedo escribir       dices que oigo lo que no es
conversaciones enteras
dices
qué

Ignorar

Te diré lo importante
sacarle de ahí   B  no se va a hundir
San Juan, tiene el sida
vence tu hipocondria
se desengancho

jueves, 1 de septiembre de 2011

Ojala llueva como nunca, ni drogas ni café, corrosión grisácea que lo deje todo como es. zona muerta.
lado gris. totalmente reconocible. y salir de noche, por las farolas, sea mas amable que el día con su destello negro. Sentirse como en casa. Entonces podrás usar tu mascara, por no intoxicarte... yo no, ya no la necesito. quizá ahí en medio me sienta segura.