sábado, 7 de mayo de 2011

y él
no existe

un cuerpo bonito
y una personalidad inventada

Dios
y su libre albedrio

y podría buscar entre todas las piedras, bajo la arena del desierto, mandar grimorios a contar granos de arena, buscar tras los arboles en las noches escondidas y tras todos sus días
daría lo mismo
es un reflejo
un hueco
él
no existe
Publicar un comentario