miércoles, 23 de febrero de 2011

Voy a coger una caja y voy a meter en ella todo el amor que te tengo.
No puedes meter el amor en una caja, tu amor. Si puedo.
La llenaré de piedras. La cerraré. La llevaré a la playa y la enterraré.
En ella queda el amor, las palabras, los sueños, los viajes, el sol, el día, la poesía, todos los abrazos, los hijos que no tendré, mi casa, mi voz, quien pude haber sido, la salud, la fe, mi piel, el color de mi pelo, mi juventud, mis primeras canas, mis primeras arrugas.
Publicar un comentario